Larissa y Juliana obtienen medalla de bronce en voleibol del playa demostrando temple y manejo de crisis

Volei de Praia

El panorama no se veía auspicioso para las voleibolistas de playa brasileñas Larissa França y Juliana Silva. Tras ceder 21-11 el primer set del encuentro jugado el 8 de agosto por la medalla de bronce de los Juegos Olímpicos de Londres ante las chinas Zhang Xi y Xue Chen, las latinoamericanas caían por 19-17.

En ese momento, eran pocos los que seguían creyendo en un triunfo brasileño. França y Silva no se estaban comunicando bien dentro de la cancha, estaban lejos de su mejor nivel y se encontraban a sólo dos puntos de perder el partido.

De pronto, todo cambio. Hubo un tiempo muerto y las chinas, cómo es habitual en esas circunstancias, se fueron a sentar. Las brasileñas optaron por quedarse en la cancha (un comportamiento llamativo para todos los que estaban mirando el juego). En vez de ir a descansar, aprovecharon ese momento para conversar e intentar encontrar una fórmula que les permitiese dar vuelta el resultado.

Tras la pausa comenzó un nuevo partido. Las brasileñas ganaron los siguientes cuatro puntos y se llevaron el parcial por 21-19. La energía positiva que les otorgó el final del segundo set les permitió conseguir una ventaja de 6-2 en el inicio del tercer y definitivo set. Tras este arrollador comienzo, conservaron la ventaja y se llevaron el último parcial por 15-12.

Gestión de crisis

¿Qué se dijeron França y Silva durante el tiempo muerto? No lo sé. Lo que sí me quedó claro es que poseen las herramientas necesarias para enfrentar una situación de crisis. El partido no se estaba desarrollando de la forma que planificaron originalmente, pero tuvieron la fortaleza y la claridad mental requerida para cambiar el rumbo del partido.

Lo que hicieron las jugadoras es lo mismo que deben hacer las empresas u organizaciones al enfrentar una situación parecida. Para desarrollar un plan con éxito, un equipo de trabajo debe ser capaz de realizar cambios estratégicos y tácticos durante el camino. Esto sólo se logra mediante un análisis claro, rápido y certero de la situación en curso. Cuando un equipo se enfrenta con una dificultad lo peor que se puede hacer es buscar culpables. El hacer esto sólo aumenta el ambiente negativo y dificulta la creación de cambios positivos.

Patrick Thelen

Artículos relacionados

Brazil´s golden girls: Juliana Silva and Larissa França