Las características de un líder en el siglo XXI

Superman logo

Vivimos en una sociedad en la que el cambio es constante. Considerando esta realidad, las organizaciones que pretenden mantener su relevancia y éxito en el futuro, deben contar con empleados que tengan extraordinarias capacidades de liderazgo.

Un verdadero líder es aquel que puede movilizar a otros y motivarlos a lograr cosas asombrosas sin tener un poder formal sobre ellos. Según un artículo publicado en Harvard Business Review escrito por Gary Hamel y Polly LaBarre, los líderes del siglo XXI poseen las siguientes características:

1. Son visionarios: Estos individuos viven en el futuro y tienen una visión convincente sobre “lo que podría ser”.

2. Son inconformistas: Liberan a los que los rodean del statu quo y abren sus mentes a nuevas posibilidades. Son pensadores con un espíritu libre.

3. Son arquitectos: Construyen sistemas que promueven y facilitan una contribución y colaboración voluntaria. Hacen uso de las tecnologías sociales en formas que amplifican sus mensajes y desencadenan fuerzas de cambio.

4. Son mentores: No acaparan el poder; lo sueltan. Para estos individuos, la misión de un líder es crear más líderes.

5. Son conectores: Cuando alguien les presenta una buena idea, lo ayudan a lograr su meta conectándolo con patrocinadores y/o personas con pensamientos similares.

6. Son personas que abren caminos: Eliminan la burocracia y despejan el camino para que nuevas ideas e iniciativas puedan surgir. Están más preocupados por hacer lo correcto que por hacer las cosas de forma correcta.

7. Son guardianes: Defienden los valores fundamentales y son enemigos de la conveniencia y el interés propio. Estas características inspiran a los que los rodean.

8. Son ciudadanos: El coraje que muestran al desafiar el statu quo proviene de su deseo de hacer el mayor bien al mayor número de personas posibles.

En el futuro, las organizaciones que busquen atraer a personas con capacidad de liderazgo, deberán desarrollar un modelo organizacional que les brinde la posibilidad de ser líderes. Para lograr esto, deben equipar y energizar a sus trabajadores a sentir la confianza necesaria para liderar de forma efectiva.

 

Patrick Thelen

8 claves para crear una cultura de honestidad en el trabajo

transparency III

Un buen líder debe preocuparse de crear y desarrollar una organización o empresa que sea económica, ética y socialmente sustentable. No hay fórmulas milagrosas que garanticen el éxito, sin embargo, un buen consejo que todo gerente debe seguir es desarrollar una cultura de honestidad y transparencia dentro de la organización.

James O’Toole y Warren Bennis escribieron un artículo en Harvard Business Review en el que listan ocho recomendaciones claves para implementar una cultura de este tipo. Sus ideas me parecieron interesantes por lo que las voy a resumir a continuación:

1. Decir la verdad

Un ejecutivo siempre debe contar a todos la verdad sin adornos. Una vez que desarrollas una reputación de honestidad, los demás te van a devolver el favor. Cuando se le pregunta a un seguidor que características busca en un líder, la honradez y confiabilidad siempre aparecen dentro de las cualidades más importantes.

2. Alentar a los empleados a ser honestos con los que ocupan cargos más altos

Es difícil para los empleados en cargos menos elevados decir verdades desagradables o difíciles de digerir a sus superiores. Un ejecutivo debe crear las condiciones adecuadas para “envalentonar” a sus empleados. Si eres capaz de crear un ambiente de confianza en el que los trabajadores no tienen miedo de contribuir y opinar, obtendrás información crucial para el desarrollo sustentable de tu organización.

3. Premia a los que van contra la corriente

Tu compañía no innovará de forma exitosa si no aprendes a reconocer y luego desafiar tus suposiciones.  Es importante trabajar con colegas que te ayuden a actuar de esta forma. Recuerda que una de las características más importantes para un líder es saber escuchar.

4. Practica teniendo conversaciones desagradables

Los mejores líderes aprenden a entregar noticias negativas de forma amable para no herir sentimientos de forma innecesaria. Lograr esto no es fácil, por lo que es importante que busques un lugar seguro para practicar.

5. Diversifica tus fuentes de información

Todos somos imparciales. Un líder tiene que recordar que la mejor forma de comprender la actual situación de la empresa es a través de la comunicación con diversas fuentes: empleados, clientes, competidores y cualquier otro grupo que tenga relación con la empresa.

6. Reconoce tus errores

Admitir tus errores no sólo desarma a tus críticos sino que también aumenta las probabilidades que tus empleados se hagan cargo de sus propias faltas.

7. Construye una organización que apoya la transparencia

Esta tarea comienza mediante la creación de normas y estructuras que protegen a las personas que denuncian dentro de la propia empresa. También es importante contratar personas que hayan creado una cultura de honestidad dentro de las empresas que trabajaron con anterioridad.

8. Libera la información

La mayor parte de las organizaciones mantienen la información confidencial cuando piensan que puede ser estratégica o privada. Debes tomar la actitud contraria: comparte toda la información a menos  que tengas una clara razón para no hacerlo.

Artículo relacionado:

1. The Wall Street Journal: How to create a culture of candor

Patrick Thelen